Rincon Habanero La calle San Lázaro
Inicio | Historias - Lugares - Curiosidades | La calle San Lázaro

La calle San Lázaro

Calle San Lázaro una de las más antiguas, largas y emblemáticas de La Habana

 

La calle comienza en la plazoleta de La Punta, en un área rodeada por el Castillo de San Salvador, la cárcel donde estuvo José Martí, el obelisco donde fueron fusilados los ocho estudiantes de medicina en 1871 y la estatua del poeta Juan Clemente Zenea.

Termina la vía en la escalinata de la Universidad de La Habana, coronada con la Alma Máter. Es una calle larga, posiblemente de las más extensas de La Habana, atraviesa los municipios Plaza de la Revolución y Centro Habana y llega muy cerca de La Habana Vieja.

En su trayecto esta arteria capitalina, surca los barrios de Cayo Hueso, San Leopoldo y Colón y se pueden ver desde edificios y obras arquitectónicas relativamente modernas, hasta otras que datan del siglo XIX y principios del XX, algunas de estas últimas en un precario estado constructivo.

El nombre de San Lázaro lo debe al hospital fundado en 1746, primero se llamó Calle Ancha del Norte y luego del Basurero, más tarde Avenida Antonio Maceo y después Avenida de la República, hasta que en 1936 el Ayuntamiento habanero le restituyó San Lázaro.

A partir de la fundación del primer cementerio general de La Habana, el de Espada, en 1806, fue esta avenida tránsito de todos los cortejos fúnebres que iban al camposanto, los que en ocasiones constituían verdaderos espectáculos, aunque la calle no llegó a poblarse hasta 1815.

La parte posterior de las viviendas daba al litoral, ya que el malecón habanero no llegó a construirse hasta comienzos del siglo XX. Sin embargo, mucho antes en ese litoral se construyeron los famosos baños de mar denominados La Punta, del Recreo y de la Beneficencia.

En el siglo XIX la única edificación importante de la vía era la Beneficencia, construida en 1794, y donde se levanta hoy el hospital Hermanos Ameijeiras.